Las nuevas tarifas eléctricas: más caras si no te adaptas a los nuevos hábitos de consumo

Existirán tres franjas de consumo eléctrico, y dos períodos de potencia. Os contamos cómo sacarle máximo provecho.

A partir del 1 de junio entran en vigor las nuevas tarifas de electricidad que se aplicarán a todos los consumidores. La nueva tarifa 2.0TD se aplicará a todos los clientes domésticos y pequeños negocios que tengan contratada una potencia inferior a 15 kW. En cambio, las empresas que tengan una potencia superior, pasarán a tener la tarifa 3.0TD y si tienen alta tensión, 6.1TD, 6.2TD, 6.3TD o 6.4TD.

En este artículo nos centraremos a explicar la 2.0TD, os contaremos cómo esta puede cambiar tu factura y qué nuevos hábitos puedes hacer para que el cambio no te pille desprevenido.

La nueva tarifa única de hogar: 2.0TD. ¿Qué cambia?

El primer de los cambios es que se unifican todas las tarifas (antiguas 2.0 y 2.1). Hasta ahora existían diferentes tipos de tarifa con diferentes franjas horarias, que tenían un coste de energía predefinido. Por ejemplo, algunas comercializadoras ofrecían un período muy barato desde las tres de la madrugada hasta las 6 de la mañana, para poder recargar el coche eléctrico, pero en cambio la tarifa de mediodía era más cara.

El objetivo de esta nueva medida, la de unificar las tarifas, es para potenciar el consumo en las franjas horarias donde haya menos demanda para que los consumidores aprovechen los precios bajos.

Pero, ¿por qué este cambio y por qué ahora?

Resulta que para las compañías que producen electricidad es un problema tener que reducir la producción por las noches, debido a que cae el consumo de electricidad. Lo ideal para ellas es producir siempre la energía de forma constante sin grandes altibajos para no sobrecargar la red.

Este mecanismo, que ya aplicaban muchas comercializadoras de electricidad, es la que se ha inspirado el Gobierno para hacer esta nueva normativa. En resumen: hacer que la gente consuma más en horarios en los que normalmente no consumiría, y viceversa.

Tarifas más caras que las anteriores

Estas nuevas tarifas tienen el inconveniente de que pese a que el tramo horario barato se mantiene igual, la franja de hora punta será mucha más cara.

El problema es que el consumo medio del hogar en España (y en la mayor parte del mundo) se realiza en el tramo que pasará a ser de mayor coste. El resultado es que si no cambiamos nuestros hábitos de consumo, pasaremos a notar un incremento notable en nuestra factura de luz.

Para que te hagas una idea de los incrementos, te mostramos algunos de los cambios que hemos analizado en algunas comercializadoras:

  • Periodo hora punta: Ahora: 0.19€/kWh / Después del 1 de junio de 2021: 0.23€/kWh. (Incremento de más del 21%).
  • Periodo hora valle: Ahora: 0.09€/kWh / Después del 1 de junio de 2021: 0.09€/kWh. (Se mantiene igual).

Como vemos, los periodos baratos seguirán teniendo un precio parecido, mientras que los periodos caros aumentarán bastante el coste de la factura.

Desde Vatiometro os sugerimos algunos cambios de hábitos para ahorrar en las nuevas tarifas.

Conociendo los nuevos tramos horarios

Para los hogares, estos son los nuevos tramos horarios.

  • Punta: Más cara
  • Llano: Intermedia
  • Valle: Más barata

Como vemos en el gráfico, a partir de ahora nos interesará llevar al tramo Valle la mayor cantidad de consumo posible. Para ello, aquí os dejamos algunos consejos:

  • Si vives en una casa unifamiliar y tienes los electrodoméstico a una distancia importante de los dormitorios, puedes programar el lavavajillas y la lavadora para que funcionen entre las 0:00 y las 8:00 de la mañana.
  • Si por lo contrario vives en un piso, tu mejor opción para la lavadora y lavavajillas será de las 8:00 a las 10:00 o de las 14:00 a las 18:00. O concentrar todas las lavadoras el fin de semana.
  • Si usas un termo eléctrico para ACS (agua caliente sanitaria) puedes usar un enchufe inteligente para programar el termo, con el objetivo de calentar el agua durante la noche y para que durante el día se tenga que encender menos.
  • Si dispones de vehículo eléctrico, por supuesto cárgalo durante la noche.
  • Si tu casa está bien aislada y tu calefacción es eléctrica, puedes aprovechar la noche para calentar o enfriar tu casa (según la estación del año) y durante el día mantener la inercia térmica y ahorrar en calefacción.
  • Instala placas solares: si puedes permitirtelo, instala placas solares. Te ayudarán a reducir el consumo en los tramos más caros y la amortizarás en apenas 3 o 4 años. Puedes calcularlo con nuestra herramienta.

De una a dos potencias contratadas

Con la nueva tarifa podemos contratar dos potencias diferentes, con precios también diferentes.

Esta opción es muy útil, por ejemplo, para aquellos que disponen de un coche eléctrico o calefacción por acumuladores. Estos clientes tenían que contratar una potencia muy elevada a pesar de que solo la necesitaran en el momento que cargaban el vehículo o bien por la noche, cuando se cargan las reservas de calor. Por lo tanto, por una necesidad de unas horas pagaban un exceso de potencia que no necesitaban durante el resto del día.

Ahora podrán contratar esta potencia elevada por la noche, en el periodo valle, cuando será más barata y cargar el coche entonces, y tener una menor potencia durante el resto del día (hora punta), cuando costará más y no necesitaran tanta.

Otra manera de ahorrar es ajustando la potencia, y contratar estrictamente la que se necesita, sobre todo la del periodo 1 (la que va desde las 8 de la mañana hasta las 12 de la noche los días laborables). Los expertos dicen que si los plomos se disparan menos de dos veces al año es probable que tengan una potencia contratada por encima de la que se necesita.

En definitiva, estas nuevas tarifas son complicadas, y nos obligarán a adaptar nuestros hábitos. Si como consumidores logramos hacerlo, el cambio será mínimo, pero si lo dejamos pasar podemos ver incrementada de forma sustancial nuestras próximas facturas.

Puedes comprobar tu incremento con nuestra calculadora de consumo